Encuentranos en:
 
Construcción del género

Durante toda la niñez y la adolescencia la familia tendrá un papel preponderante en la enseñanza del género, aunque no solo a través de las observaciones y el trato directo con los familiares, también las niñas y los niños por su parte aprenden a través de la observación de las relaciones de género que desarrollan los adultos entre sí.

El género es la categoría donde se agrupan todos los aspectos psicológicos, sociales y culturales de la feminidad y la masculinidad. El género abarca otros aspectos de la vida como son el trabajo, la vida cotidiana, la política, entre otros.

Ejemplo, la división del trabajo entre la madre y el padre, si el padre comparte o no el cuidado de los hijos o si realiza las tareas del hogar, si la madre exclusivamente se dedica  las tareas del hogar o si trabaja fuera y además realiza las tareas del hogar. Las responsabilidades que se les da a los hijos son muy importantes, si las hijas mujeres ayudan con el trabajo doméstico o este es repartido entre todos los miembros de la familia en forma equitativa.

Las libertades que tienen unos y otras para salir con amigos o fiestas es otro punto de desigualdad. Otro aspecto importante es la toma de decisiones en el interior de la familia, si las decisiones las toma el padre o la madre o se toma en cuenta a los miembros de toda la familia.

La escuela es otra de las instituciones a través de las cuales se forma y se consolida el aprendizaje del género; tanto los conocimientos que se adquieren en las aulas como en la interacción entre la profesora y el profesor, con los/las alumnas y estos entre sí, llevan el sello social del género.

 
Derechos Reservados ® Marie Stopes Bolivia - 2017
Diseño y Producción Nova Interactiva