Encuentranos en:
 
Pubertad

Marca el fin de la niñez y el inicio de la adolescencia. Pubertad y adolescencia no son sinónimas. Debido a que la pubertad es un evento biológico, y la adolescencia es básicamente  un fenómeno psicosocial.

Los y las púberes advierten preocupación por su desarrollo corporal y su nueva apariencia. Se comparan entre sí con hondos sentimientos de frustración y malestar  en aquellos en los que el proceso es más lento o demasiado rápido a diferencia de sus iguales. Es importante que ellos entiendan que tarde o temprano su desarrollo será completo y que están sanos, en esta etapa es vital ayudarles a querer a su cuerpo y percibir los cambios como un proceso totalmente natural y normal.

Así mismo suelen presentarse períodos de ambivalencia. Los niños y niñas pasan de la mayor obediencia y docilidad a una rebelión absoluta. Están comenzando a autoafirmarse y formar su propio carácter. En su conciencia empiezan a construir un sistema de valores más personal. Es muy importante la compañía, la proximidad y el testimonio de los adultos alrededor de los niños.

A esta edad las niñas y niños pueden comprender perfectamente todo lo relacionado con su sexualidad y sienten curiosidad porque están experimentando los cambios en su cuerpo. Tendrán compañeras/compañeros o amigas/amigos o primas/primos que ya han llegado a la pubertad, algunas que tienen novio o verán las parejas en el colegio y en lugares de entretención. Es necesario hablar con ellas y ellos, explicarles todo con un lenguaje claro, no creer que "eso ni se le ocurre" y menos aún "ya lo sabe todo".

 
Derechos Reservados ® Marie Stopes Bolivia - 2017
Diseño y Producción Nova Interactiva